Endimión *Mito*

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Endimión *Mito*

Mensaje  Invitado el Lun Mar 30, 2009 5:31 pm

Es sabido que Zeus tuvo otro de sus apasionados romances con una ninfa llamada Cálice. De esa fugaz relación nació el bello Endimión, un ser legendario que se convertiría en rey de Elide por la fuerza de las armas. El poderoso héroe que se hizo con el territorio, tras vencer al anterior monarca, a Climeno, se instaló en su nuevo reino y vivió allí, felizmente casado con Cromia. Fue padre de cuatro hijos, tres varones y una chica: Paeón, Epeos, Etolo y Eurídice.

Pero, aparte de su familia oficial, y sin que nada tuviera que ver su voluntad con ello, Endimión tuvo nada menos que cincuenta hijas con Selene, una diosa que no pudo resistir el inmenso atractivo del hijo del que Zeus estuvo tan preocupado en crear con esmero. Ella lo adormeció para ella, para que siempre permaneciera tan joven y hermoso como cuando ella lo descubrió por vez primera, a la luz de su personalidad lunar, durmiendo solo en una cueva del monte Latmos.

Con su desaparición del mundo de los vivos, el trono quedó vacío y los cuatro hijos pugnaron por ocupar el codiciado puesto, ya que nada había escrito sobre la sucesión del rey de Elide. Al final, y tras una carrera que sirvió de arbitraje, Epeo se quedó con la corona y los otros tres buscaron fortuna en otras lides. Para Etolo, que se había dedicado, al parecer, a las carreras como afición atlética, la suerte fue compleja. Tuvo que ser un accidente, arrollar a los espectadores de una competición, lo que motivase que Etolo, atropellara y llevara a la tumba a la hija de Foroneo, llamada Apis. En esa carrera de carros que se celebraba dentro de los actos fúnebres por Azán, fue en los que se celebró la extraña prueba que el destino exigía para ponerle a la cabeza de otro reino. De hecho, el involuntario culpable fue expulsado del país y enviado al norte del golfo de Corinto, a las tierras que eran de un rey poco conocido, al que decían llamar Doro.

Pues bien, Etolo, por una razón que se desconoce, se enfrentó con ese rey Doro y los suyos y se hizo con el poder en la tierra ajena, en su lugar de destierro, dándola su nombre, para que ya quedase afirmada su posesión. Su reino se llamó desde ese momento, y para el resto de los días de los humanos, Etolia.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.