Eris, la diosa de la discordia

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Eris, la diosa de la discordia

Mensaje  Invitado el Lun Abr 13, 2009 11:14 pm

Si Ares no gozó ni siquiera del cariño de sus padres y mucho menos de la comprensión de alguno de sus múltiples compañeros del Olimpo, su hermana Eris o Eride tampoco le animó a que lo intentara. De hecho, los griegos colocan a su gemela en la misma escala de malicia que a Ares. Ella es la que crea las numerosas desavenencias entre los dioses y los humanos, ya que Eris o Eride es la diosa que representa la discordia.

Su tarea es la elaboración de rumores, de inquinas, de celos. Su trabajo consiste en hacer que las malas artes de su imaginación y su experiencia creen esos mensajes voluntariamente envenenados que se transforman en causas remotas de las guerras y de los odios, como semillas bien colocadas por la malsana habilidad de la siempre presente hermana. Uno de los ejemplos más conocidos de estas artimañas es la que utiliza para acabar provocando la guerra de Troya. Todo comienza con la boda del mortal Peleo con Tetis, ninfa marina. Supuso todo un acontecimiento entre los moradores del Olimpo porque un oráculo había anunciado que Tetis tendría un hijo más glorioso que su padre: Aquiles, el mejor de los guerreros griegos. Ofendida por no haber recibido invitación para la boda, la diosa Eris o Eride envió una manzana de oro al banquete nupcial, con la siguiente inscripción: “para la más bella”. La discordia estaba sembrada, ya que en el banquete se encontraban nada más y nada menos que Atenea, Hera y Afrodita y, por supuesto, las tres se autoproclaman vencedoras de la competición. Así que Zeus decide designar a Paris, hijo del rey de Troya, para que juzgue quien es la más bella. Atenea le promete a Paris sabiduría y la victoria en la guerra si gana ella, Hera el poder real y Afrodita la mujer más bella del mundo. El atractivo Paris elige a Afrodita y, en consecuencia, Troya se hace acreedora de la eterna enemistad de Atenea y Hera. El premio que obtiene Paris es Helena, hija de Leda y Zeus y esposa de Menelao, rey de Esparta. Adonde acude Paris en calidad de huésped de honor, para después, con la ayuda de Afrodita, fugarse con Helena a Troya. La venganza por el rapto de Helena causará la conocida guerra.

Pero además se darán casos en los que Ares hará todo lo posible para aumentar el daño causado por su hermana Eris o Eride como si se tratara de un inocente juego entre hermanos. Sólo que los gemelos, una vez que han crecido, tienen sus propios hijos que también siguen su misma trayectoria. El siniestro grupo de sus hijos respectivos está formado por Enio, la hija de Eride, divinidad de la guerra, y los dos hijos varones de Ares, que además son escuderos de Enio: Deimos, personificación del espanto y Fobos, representación del miedo.

Hay que decir que tan mala era la fama de los hermanos guerreros Ares y Eride, que los griegos adjudicaban a la pareja un origen tracio para subrayar que se trataba de dioses propios de esta lejana comarca rústica y primitiva. Era como si con ello quisieran evitar la responsabilidad de aceptar en el Olimpo a unas divinidades tan poco afortunadas, tan poco dignas de ser atenienses.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.